-->

martes, 18 de febrero de 2014

Dios todo lo conoce.



8. Y en verdad os digo que el hombre, que en la destrucción del mundo será rey sobre todos los órdenes de los pleromas, y aquel que recibirá el misterio del Inefable soy yo.

Más sobre el evangelio de Valentino... leánlo, les será de gran ayuda, junto con la Biblia y otros libros para alcanzar la luz, que es Cristo... y para volver al reino junto con nuestro Padre Celestial.... Amén.

Más sobre el evangelio de Valentino... leánlo, les será de gran ayuda, junto con la Biblia y otros libros para alcanzar la luz, que es Cristo... y para volver al reino junto con nuestro Padre Celestial.... Amén.

Más sobre el evangelio de Valentino... leánlo, les será de gran ayuda, junto con la Biblia y otros libros para alcanzar la luz, que es Cristo... y para volver al reino junto con nuestro Padre Celestial.... Amén.
Más sobre el evangelio de Valentino... leánlo, les será de gran ayuda, junto con la Biblia y otros libros para alcanzar la luz, que es Cristo... y para volver al reino junto con nuestro Padre Celestial.... Amén.

9. Él conoce el misterio en virtud del cual ha sido hecha la luz y han sido hechas las tinieblas.
10. Y Él conoce el misterio de la creación de las tinieblas de las tinieblas y de la luz de las luces.
11. Y conoce el misterio de la creación del caos y de la del tesoro de la luz.
12. Él conoce el misterio de la creación de la tierra de la luz.
13. Y conoce el misterio de la creación de los castigos reservados a los pecadores, y conoce el misterio de la regeneración del reino de la luz.
14. Y conoce el misterio de por qué los pecadores han sido creados y por qué han sido creados los dominios de la luz.
15. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos los impíos y por qué han sido hechos los santos.
16. Y conoce el misterio de por qué se han hecho las penas para los malvados y por qué han sido hechas todas las emanaciones de la luz.
17. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecho el pecado y de por qué han sido hechos los bautismos y los misterios de la luz.
18. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos los juegos del castigo y los chorros de la luz.
19. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la cólera y de por qué ha sido hecha la paz.
20. Y por qué ha sido hecha la blasfemia y por que han sido hechos los himnos de la luz.
21. Y conoce el misterio de por qué han sido hechas las similitudes de la luz.
22. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la injuria y por qué ha sido hecha la bendición.
23. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la maldad.
24. Y el misterio de por qué ha sido hecha la muerte y de por qué ha sido hecha la vivificación del alma.
25. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos el adulterio y el engaño y de por qué ha sido hecha la pureza.
26. Y conoce el misterio por el que ha sido hecha la gratitud y por el que ha sido hecha la ingratitud.
27. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos el orgullo y la soberbia y de por qué han sido hechas la humildad y la dulzura.
28. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecho el llanto y por qué ha sido hecha la risa.
29. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la maledicencia y por qué ha sido hecho el discurso provechoso.
30. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la obediencia y por qué ha sido hecha la resistencia.
31. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la murmuración y por qué han sido hechas la sencillez y la humildad.
32. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la fuerza y de por qué ha sido hecha la debilidad.
33. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la pobreza y de por qué ha sido hecha la opulencia.
34. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la dominación y por qué ha sido hecha la esclavitud.
35. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la muerte y de por qué ha sido hecha la vida.


Jesús sigue explicando a sus discípulos los misterios del Inefable


XXXVI 1. Y cuando Jesús hubo dicho estas palabras a sus discípulos, ellos quedaron muy gozosos de lo que les había comunicado.
2. Y Jesús siguió hablando, y les dijo: Queridos discípulos míos, escuchad lo que os digo del conocimiento completo de los misterios del Inefable.
3. El misterio del Inefable conoce por qué ha sido hecha la severidad y por qué ha sido hecha la misericordia.
4. Conoce por qué han sido hechos los reptiles y por qué deben ser destruidos.
5. Y conoce por qué han sido hechos los animales y por qué deben ser destruidos.
6. Y conoce por qué han sido hechos los rebaños y por qué han sido hechos los pájaros.
7. Y conoce por qué han sido hechas las montañas y por qué lo han sido las piedras preciosas que hay en ellas.
8. Y conoce por qué ha sido hecha la materia del oro y por qué ha sido hecha la materia de la plata.
9. Y por qué ha sido hecha la materia del aire y por qué ha sido hecha la materia del hierro.
10. Y por qué ha sido hecha la materia del plomo y por qué ha sido hecha la materia del vidrio y por que ha sido hecha la materia de la cera.
11. Y conoce por qué han sido hechas las plantas y por qué han sido hechas sus materias.
12. Y conoce por qué han sido hechas las aguas de la tierra y todas las cosas que en ellas hay.
13. Y por qué la tierra misma ha sido hecha.
14. Y por qué han sido hechos los mares y por que han sido hechos los animales que habitan los mares.
15. Y conoce por qué ha sido hecha la materia del mundo y por qué debe ser destruida.
16. Y Jesús siguió hablando, y dijo a sus discípulos: Compañeros, discípulos y hermanos míos.
17. Recogeos cada uno en vuestro espíritu, para que obedezcáis a mi palabra y recojáis cuanto os voy a decir.
18. Porque a partir de ahora, continuaré hablándoos de todas las ciencias del Inefable.
19. Porque Él conoce el misterio de por qué ha sido hecho el oriente y por qué ha sido hecho el occidente.
20. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecho el mediodía y por qué ha sido hecho el septentrión.
21. Y conoce el misterio de la creación de los demonios y de la creación del género de los hombres.
22. Y conoce el misterio de la creación del calor y de la creación de la brisa.
23. Y conoce el misterio de la creación de las estrellas y de la creación de las nubes.
24. Y conoce el misterio de por qué la tierra es profunda y de por qué las aguas vienen a su superficie.
25. Y conoce el misterio de por qué la tierra es árida y de por qué la lluvia cae sobre ella.
26. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la sequía y por qué ha sido hecha la fertilidad.
27. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la helada y por qué el rocío.
28. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecho el polvo y de por qué ha sido hecho el frescor.
29. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecho el granizo y de por qué ha sido hecha la nieve.
30. Y conoce el misterio de por qué se ha hecho la tempestad que se remonta y el viento que se calma.
31. Y conoce el misterio de por qué se ha hecho el ardor del calor y de por qué se han hecho las aguas.
32. Y conoce el misterio de la creación del viento del norte y del viento del sur.
33. Y conoce el misterio de la creación de las estrellas del cielo y de los astros, y de todas sus revoluciones.
34. Y conoce el misterio de la creación de los archones de las esferas, y de las esferas, y de todas sus regiones.
35. Y conoce el misterio de la creación de los archones de los eones y de la creación de los eones.
36. Y conoce el misterio de la creación de los archones que presiden los suplicios, y de la creación de los decanos.
37. Y conoce el misterio de los ángeles y de la creación de los arcángeles.
38. Y conoce el misterio de la creación de los señores y de la creación de los dioses.
39. Y conoce el misterio de la creación del odio y de la creación del amor.
40. Y conoce el misterio de la creación de la discordia y de la creación de la reconciliación.
41. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la avaricia, y la renunciación a todo, y el amor.
42. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la gula y de por qué ha sido hecha la saciedad.
43. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la impiedad y por qué ha sido hecho el amor a Dios.
44. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos los guardianes y por qué han sido hechos los salvadores.
45. Y conoce el misterio de por qué han sido hechas las tres potencias y por qué han sido hechos los invisibles.
46. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos los antepasados y por qué han sido hechos los puros.
47. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos los presuntuosos y por qué han sido hechos los fieles.
48. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecho el gran triple poder y por qué ha sido hecho el gran antepasado de los invisibles.
49. Y conoce el misterio de por qué ha sido creado el decimotercero eón y por qué han sido creadas las regiones que pertenecen al medio.
50. Y conoce el misterio de por qué han sido hechos los ángeles del medio y las vírgenes de la luz.
51. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la tierra de la luz y por qué ha sido creado el patrimonio de la luz.
52. Y conoce el misterio de por qué han sido creadas las regiones de los guardianes de los que están a la derecha y por qué han sido hechos sus jefes.
53. Y conoce el misterio de por qué han sido hechas las puertas de la vida y de por qué ha sido hecho Sabaoth el bueno.
54. Y conoce el misterio de por qué ha sido hecha la región de los que están a la derecha y de por qué ha sido hecha la tierra de luz, que es el tesoro de la luz.
55. Y conoce el misterio de por qué han sido hechas las emanaciones de la luz y por qué han sido hechos los doce salvadores.
56. Y conoce el misterio de por qué han sido hechas las tres puertas del tesoro de la luz y por qué han sido creados los nueve guardianes.
57. Y Él conoce también el misterio relativo al por qué han sido creados los salvadores gerudos y por qué han sido hechos los tres amén.
58. Y conoce el misterio de cómo han sido hechos los cinco árboles, y cómo han sido hechos los siete amén.
59. Y conoce el misterio de cómo ha sido hecha la mezcla que no existía, y de cómo ha sido purificada.


Jesús contesta a una nueva observación de María Magdalena


XXXVII 1. Y dijo luego Jesús: Esforzaos todos vosotros en comprender.
2. Y procurad tener en vuestro interior la fuerza de luz precisa para someteros.
3. Porque desde ahora os hablaré de las regiones que habita la verdad del Inefable y de cómo esos parajes son.
4. Y al oír los discípulos estas palabras, quedaron silenciosos.
5. Y María Magdalena se adelantó y se prosternó a los pies de Jesús.
6. Y los adoró, llorando, y dijo: Ten piedad de mí, Señor.
7. Porque mis hermanos se han conturbado cuando has dicho que les ibas a dar conocimiento del misterio del Inefable, y por eso han guardado silencio.
8. Y Jesús tranquilizó a sus discípulos.
9. Y les dijo: No temáis no poder comprender los misterios del Inefable.
10. Porque os digo en verdad que este misterio está en vosotros y en todo el que os obedezca.
11. Y en verdad os digo que, para todo el que se consagre a Dios y renuncie al mundo y a lo que en él se halla, este misterio es más sencillo que todos los misterios del reino de la luz, y más fácil de comprender que cualquiera de ellos.
12. Porque aquel que renuncie a este mundo y a sus afanes entrará en conocimiento de este misterio.
13. Y por eso os he dicho: Y quienquiera que sufra bajo las fatigas del mundo y trabaje bajo su peso que venga a mí y yo le daré el reposo.
14. Porque mi fardo es ligero y mi yugo suave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!