-->

viernes, 29 de junio de 2012

El espíritu y el mundo espiritual



En estos últimos tiempos, la población del mundo se mueve rápidamente hacia una percepción mayor del mundo espiritual. Desafortunadamente, esta percepción es de Satanás y su reino, más bien que de Dios y su reino. El mundo occidental aceleradamente se está saturando de religiones y conceptos orientales cuyo vórtice es el contacto con el mundo espiritual. El Movimiento de la Nueva Era ha estado creciendo a paso acelerado y, disfrazadas de ciencia, ha estado ofreciendo falsas enseñanzas en cuanto al espíritu humano y el mundo espiritual.Veamos algunos pasajes que tocantes a este concepto.


"Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo". 1 Tesalonicenses 5:23

Pablo nos enseña aquí que somos seres tripartitos. Esto es, que tenemos tres partes: cuerpo, alma (que es nuestro intelecto consciente, nuestra voluntad y las emociones) y el espíritu. Claramente declara que los tres deben ser limpiados y entregados a Cristo, y que Cristo mismo debe capacitarnos para mantener los tres "sin reprensión" hasta Su regreso.



No sólo Dios es Espíritu, sino que hay otros seres espirituales, llamados ángeles, algunos de los cuales están al servicio de Dios, y otros al servicio de Satanás.
Nuestros cuerpos espirituales son el nexo entre nosotros y el mundo espiritual porque el mundo espiritual no puede ser visto ni medido con nada físico. Estos conceptos son difíciles de entender porque un "espíritu" es muy diferente de cualquier cosa que sea "física", y estamos acostumbrados a experimentar solo el mundo físico que podemos ver y tocar.
A través del Espíritu Santo, nuestros espíritus pueden tener comunión con Dios y adorarlo, pero Hebreos 4:12 muestra claramente que Dios no quiere que recobremos el control consciente de nuestro cuerpo espiritual mientras estemos en la tierra con nuestra condición pecadora. Por eso es que la espada del Espíritu Santo parte el alma del espíritu.
Una vez que este desligue se ha producido, el alma (mente, intelecto, voluntad) no puede seguir controlando el cuerpo espiritual. Por eso es que el Señor es tan inexorable en 1 Tesalonicenses 5:23 en cuanto a que nuestro espíritu tiene que estar bajo el total señorío de Jesucristo, lo mismo que nuestra alma y nuestro cuerpo físico.

Un pasaje muy interesante es Apocalipsis 18:

[Se refiere a la caída de Babilonia] "Y los mercaderes de la tierra lloran y se lamentan sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías: ...y ovejas; y de caballos, y de carros, y de siervos, y de almas de hombres". Apocalipsis 18:11, 13


¿Por qué la diferencia entre cuerpos (siervos) y almas de hombres? Porque hay una fenomenal cantidad de poder e inteligencia en los cuerpos espirituales humanos, especialmente cuando esos cuerpos espirituales están bajo el control de alma. Satanás ha estado trabajando constantemente a través de las edades desde la caída de Adán para utilizar los cuerpos espirituales para sus planes perversos. El cuerpo físico humano es débil y de muy poca utilidad para Satanás; pero el cuerpo espiritual bajo el control consciente del alma es muy diferente.
La meta de Satanás es enseñar a los humanos a recobrar el control consciente de sus cuerpos espirituales. Muchos lo hacen. Una vez que se logra, la persona puede percibir el mundo espiritual con tanta facilidad como el mundo físico. Pueden hablar con los demonios, abandonar el cuerpo físico con el cuerpo espiritual, y en plena conciencia ir a diferentes lugares y hacer cosas con lo que para el hombre promedio es poder sobrenatural. Con sus cuerpos espirituales, sin estar presentes físicamente. Dios no quiere que Su pueblo controle sus cuerpos espirituales de esa manera. Si lo hiciéramos, no solo estaríamos expuestos a terribles tentaciones, sino que no tendríamos que depender tanto de El y estaríamos constantemente conscientes de Satanás y su reino.

Hay un tipo de demonios que suele autodenominarse "demonios de poder" que al parecer proporciona el "pegamento" para que se establezca el nexo entre el alma y el cuerpo espiritual y la persona pueda tomar control consciente de su cuerpo espiritual. La imaginación es puente básico para desarrollar el nexo entre el alma y el espíritu.


Proyeccion astral

La separación temporal del espíritu y el cuerpo físico es lo que en el ocultismo se conoce como proyección astral.
Dentro del catolicismo se le llama "bilocaci6n". La literatura católica lo define así:


"BILOCACION. Múltiple o simultánea presencia de la misma substancia o alma en dos lugares distantes entre sí. La bilocación es frecuentemente mencionada en la vida de los santos" (Modern Catholic Dictionary, por John A. Hardon, S.J., Douhleday & Company, Inc., 1980, p. 67).






"Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras es muerta". Santiago 2:26


Cuando el espíritu está completamente separado del cuerpo, el cuerpo muere. Sin embargo, en el pasaje citado anteriormente se demuestra que el espfritu puede estar temporalmente separado del cuerpo físico sin que se produzca la muerte. A la luz de muchas referencias en la Biblia a la partida del alma, creo que en el
momento de la muerte el alma se une para siempre con el espíritu y abandona el cuerpo físíco.
La final separación no ocurre sino hasta que el vínculo entre el cuerpo y el espíritu es cortado. Este vinculo es descrito por muchos que tienen proyección astral como un "cordón de plata". Shirley MacLaine se refiere al cordón de plata en su libro Out On a Limb, y lo demostró muy bien en la miniserie de TV del mismo nombre que se trasmitió ell8 y 19 de Enero de 1987. Veamos la descripción que hace Shirley a su experiencia con la proyección astral.


"Miré fijamente la parpadeante vela. Sentía ligera la cabeza. Percibí fisicamente como un tuner abierto en mi mente... Una vez más sentí que me transformaba en Ia Ilama... Me volví el espacio en mi mente. Sentí que flotaba en el espacio, que lo llenaba y flotaba, que me salía del cuerpo hasta empezar a remontarme.
Estaba consciente de que mi cuerpo permanecía en el agua. Miré abajo y lo vi. David estaba junto a él. Mi espíritu o mente o alma, o lo que fuera, subió aun más en el espacio. A través del techo de la casa en que estaba la piscina y hacia arriba sobre el río crepuscular sentía que literalmente estaba sobrevolando... y subía y subía hasta ver las montañas y el paisaje allá abajo y reconocer lo que había visto durante el día. "Unido a mi espíritu había un cordón de plata muy, muy delgado que permanecía estirado aunque unido a mi cuerpo en la piscina. No estaba soñando. No, estaba bien consciente de todo, me parecía. Estaba hasta consciente de que no quería subir demasiado alto... Definitivamente me sentía conectada. Lo queera bien cierto para mí era que percibía dos formas... mi forma corporal debajo y mi forma ospirrtual que se remontaba. Estaba en dos lugares a la vez, y lo aceptaba plenamente... Miraba el cordón de plata unido a mi cuerpo. Relucía en el aire. Parecía de una extensión infinita... totalmente elástico, siempre unido a mi cuerpo. Mi visión provenía de cierto tipo de ojo espiritual. No era comover con ojos de verdad. Me remonté aún más y me pregunté hasta dónde llegaría el cordón sin romperse. En el momento en que pensé en términos de vacilación, dejé de remontarme.
Detuve el vuelo, conscientemente, en el espacio ... Me dirigí hacia abajo, de regreso a mi cuerpo. Descendí lentamente... Con una suave fusión de contacto que fue comoun resoplido volví a fundirme con mi cuerpo.
Mi cuerpo lo sentía cómodo, conocido, pero a la vez restringente, molesto y limitante... Me alegraba el regreso, pero sabía que quería volver a salir" (Out on a Limb, por Shirley MacLaine, Bantam Books, 1983, pp. 327-329).


Al fijar la mirada en la vela, Shirley dejó la mente en blanco, y directamente abrió una puerta a los demonios.
Elocuentemente lo describe al decir: "Percibí físicamente omo un túnel abierto en mi mente..." Al abrirse a este poder demoníaco, se formó un vínculo entre su mente consciente y su espíritu, lo que le permitió comenzar a sentir y controlar su cuerpo espiritual. Por esto es que todas las formas de meditar son tan básicas en las religiones orientales.
La experiencia de Shirley fue real. Si tratamos de decirle a ella o a cualquier otro que haya experimentado la proyección astral que fue solo una ilusión o una alucinación, no lograremos nada en cuanto a comunicarle el evangelio Ellos saben lo que experimentaron. Es precisamente por esa experiencia con el mundo espiritual que no temen a la muerte, y están dispuestos a aceptar la teoría de la reencarnación como una realidad. Sin embargo, me ha dado buen resultado presentarle a esta gente unos versículos de Eclesiastés. Como vemos, y como dijo Salomón, no hay nada nuevo debajo del sol.




No olvidemos que cuando entramos en contacto con el mundo espiritual mediante poder demoníaco y nuestra voluntad en vez de hacerlo mediante el poder del Espíritu Santo y su voluntad, todo lo que vemos y experimentamos está controlado por demonios. Por eso las brujas no ven ángeles a menos que Dios se imponga y les permita verlos.

El mundo espiritual se me parece al montaje de una película. Así como los productores pueden cambiar el montaje para que parezca que uno está en el antiguo Oeste en un momento y en una campiña inglesa en el próximo, los demonios pueden manipular lo que ve y experimenta esta gente en el mundo espiritual.
Hay comunicación entre espíritu humano y espíritu humano, y entre demonios y humanos en este plano. Shirley alude a esto en su libro. [Habla David]

"En el mundo astral uno puede ir a donde le plazca, y relacionarse también con cualquier tipo de otras almas" (Out on a Limb, p. 329).

El "mundo astral" es el mundo espiritual. Tener comunicación abierta con el mundo espiritual es la meta de
todas las religiones orientales y el satanismo.

He tratado de ilustrar la secuencia típica de lo que se produce en la proyección astral. Shirley lo describe con tanta belleza y precisión que he usado su descripción para las ilustraciones.




Primer paso
Meditación para que la mente quede en blanco


"Miré fijamente la parpadeante vela... Sentí que me transformaba en
la llama...




Segundo paso
La mente en blanco abre la puerta al poder demoníaco


"Percibí físicamente como un túnel abierto en mi mente".




Tercer paso
Un demonio ayuda a establecer un nexo entre alma y espíritu.


 "Sentí que flotaba en el espacio, que salía del cuerpo".




 Cuarto paso
Proyección astral



"Unido a mi espíritu había un cordón de plata muy, muy delgado que permanecía estirado aunque unido a mi cuerpo ... Lo que era bien cierto para mí era que percibía dos formas... mi forma corporal debajo y mi forma espiritual que se remontaba. Estaba en dos lugares a la vez, y lo aceptaba plenamente..." 
"Antes que la cadena de plata se quiebre..." Eclesiastés 12:6


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Recomienda este blog!